Te ayudamos a estar listo para vivir en la playa con estos tips

Vivir en la playa trae muchas alegrías, aunque, también puede significar algunas dificultades. Mudarse a Mérida te da la oportunidad de comprar una casa cerca del mar. Sin embargo, antes de tomar la decisión y hacer una inversión de ese tamaño, es importante tener en cuenta algunos aspectos…

1.Turismo

Vivir en Mérida y comprar una casa en la playa tiene sus ventajas. Pero no todo es tranquilidad y soledad. Vivir en un destino de playa también significa convivir con la gran demanda de turismo que puede llegar a tener el destino elegido. Esto puede ser genial, pero complicado cuando las playas se llenan de personas, existe más tráfico, hay ruidos molestos y se generan más residuos. Pero tranquilo, esa situación solo se percibe en temporada alta.

2. Arena

beneficios del calor - vidaenyucatan.com
Photo by Maciej Serafinowicz on Unsplash

Arena, arena y más arena. Sin duda, encantadora cuando estás bordeando el océano, pero no tan bueno cuando la playa se traslada hacia el interior de tu casa. Definitivamente es mejor prevenir. Instalar una ducha exterior es una buena opción para evitar el ingreso de arena a la vivienda.

3. Sal y brisa marina

La brisa marina es una inyección de energía, pero la sal puede causar daños a electrodomésticos e interiores. También puede estimular el crecimiento de moho. La alternativa es intensificar su limpieza y mantenimiento, por dentro y por fuera. Utilizar vinagre es una buena opción para limpiar electrodoméstico y cualquier otro objeto o superficie de metal.

También se aconseja lavar todas las superficies externas cada 6 meses y cada 3 meses si tienes una fachada que da completamente a la playa.

Para los acabados metálicos, es recomendable utilizar acero inoxidable de alta calidad.

4. Reparaciones y seguros

Si el mantenimiento y las instalaciones de la casa o condominio no son de primera categoría, las reparaciones son inevitables. Siempre es bueno tener un ahorro destinado para mantenimiento, así luego no sorprenden los costos.

5. Calles no pavimentadas                      

vivir en la playa

Si vas a vivir en la playa notarás que algunos destinos aún no tienen sus calles pavimentadas. Eso no es un problema. Utiliza la bicicleta y en época de lluvia equípate con unas buenas botas para el agua.

6. Ciclones y huracanes

Al vivir junto al mar estás expuesto a ciclones y huracanes. El cambio climático anuncia lluvias más intensas y el aumento del nivel del mar. Ese panorama puede ser poco alentador. Por eso debes estar prevenido. Si vives en la playa instala en las ventanas de la vivienda persianas anticiclónicas y siempre guarda comida y agua en la despensa. Equípate con un botiquín de primeros auxilios y baterías.

7. Lejanía

La lejanía de la playa que eliges para vivir puede ser una complicación. Sin embargo, los balnearios cercanos en a Mérida ofrecen muchas ventajas. Se encuentran cercanos a la ciudad capital y a muchos de ellos puedes llegar en menos de 40 minutos en auto.

8. Poca señal

Si piensas vivir en Mérida, en algunas, quizá en todas sus playas tu acceso a internet y teléfono se encuentra garantizado. En todas existe señal por lo que ese no es un problema. Un ejemplo de conectividad garantizanda es el Puerto de Progreso.

9. Escasez de eventos culturales

Si bien en los destinos de playa no abundan los museos y los eventos culturales, siempre existe algún show o festival del que puedes disfrutar. El carnaval o las fechas patrias son un ejemplo. De cualquier forma, siempre podrás disfrutar de conocer a los lugareños y aprender de lo que tienen para contar.

10. Fallas de los sistemas de agua o luz

Las fallas de los sistemas de agua o luz pueden ser recurrentes. Para estar prevenido es mejor complementar las instalaciones con paneles solares, equipos electrógenos y cisternas de agua.

También te puede interesar: 5 ventajas y desventajas de vivir en Mérida