El negocio del henequén en Yucatán impulsó la región en siglos pasados. En la actualidad este sector busca re-impulsar la industria y apuesta al turismo.

La economía en Mérida brilló a fines del siglo XIX y principios del XX. Basta realizar un recorrido por el paseo Montejo, con sus majestuosas casas señoriales, para comprobar la opulencia de esos tiempos.

A mediados del siglo XIX, el negocio del henequén en Yucatán aumentó la inversión en Mérida e hizo crecer la economía yucateca. 

¿Qué es el henequén? 

El henequén en Yucatán viene de la familia de plantas de agave y se parece mucho a la parte superior de una piña, excepto que las hojas son más largas. Crece salvaje en todo el norte de Yucatán y es una planta bastante sorprendente. Puede prosperar en el suelo rocoso de piedra caliza de la región, prácticamente, sin agua ni fertilizantes. Su virtud es el rendimiento y resistencia que presentan sus fibras, las que se pueden utilizar para elaborar cuerdas. 

En la antigüedad, los mayas, despegaban la cubierta exterior de la hoja y machacaban el interior pulposo para llegar a la fibra. La planta crece en forma silvestre en las áreas que rodean a Mérida.

Debido a la gran demanda y al aumento de la economía yucateca, a fines del siglo XIX,  se desarrolló un medio mecánico para extraer la fibra y se creó una máquina que eliminó la piel, el agua y la pulpa de las hojas en un solo proceso. De esa manera se ahorró tiempo y mano de obra.

Por esa época, la industria despegó y los dueños de los ranchos henequén aumentaron sus fortunas. La inversión en Mérida se vio plasmada en lujosas mansiones de estilo francés. 

A principios del siglo XX la ciudad tenía la distinción de albergar más millonarios per cápita que cualquier otro lugar de México y el mundo.

Paralización, caída y resurgimiento  

En el siglo XX, los años de opulencia del negocio del henequén en Yucatán y la inversión en Mérida comenzaron a paralizarse. Tras la reforma agraria, la productividad cayó y el precio de la fibra de henequén para la exportación aumentó un 400%. Los estadounidenses no estaban dispuestos a pagar este precio y rápidamente encontraron una fuente alternativa de fibra en Brasil. 

La industria entró en fuerte declive y en 1950 el campo estaba lleno de haciendas de henequén abandonadas.

En la actualidad, debido al alto costo del petróleo, existe un gran interés por este tipo de fibras naturales. La industria está renaciendo y se ha vuelto atractiva para diseñadores textiles y para el turismo que busca reencontrase con esa historia perdida.

También este sector de la economía yucateca es de interés para China y existen proyectos para exportar la fibra a Asia.

Henequén ¿negocio en Mérida? 

Actualmente, según datos de la Secretaría de Desarrollo Rural de Yucatán (Seder) el cultivo del henequén ha aumentado: en 2012 se registraron 12 mil hectáreas y en 2018 ese número ascendió a 15 mil hectáreas. Por lo que creció un 25 por ciento. En ese período se obtuvieron aproximadamente 27 mil toneladas con un valor de 241 millones de pesos. 

Henequen en Yucatán
shutterstock.com/Del cavallo stefano

Por lo general, esta fibra tiene como principal mercado países de Asia y Europa. Por lo que si estás buscando alguna idea de negocios, emprende en Mérida e invierte en esta fibra.

El henequén se produce en más de 20 pueblos de Yucatán como, Izamal, Motul, Muxupip, Sanahcat, Sinanché, Suma de Hidalgo, Tekal de Venegas, Tekantó, Tepakán, Teya, entre otros. En ellos existen más de 3 mil campesinos que destinan parte de sus tierras a ese tipo de cultivo.

La industria se complementa con 16 desfibriladoras que operan en pueblos como Acanceh, Bokobá, Cansahcab, Dzemul, Hocabá, Homún entre otros.

Según Seder, Secretaría de Desarrollo Rural este negocio en Mérida ha aumentado su valor y precio: 14.50 pesos por kilo. 

Turismo, emprende en Mérida y en sus haciendas

El negocio del henequén en Yucatán también se reconvierte de la mano del turismo. Este sector es muy importante de la economía yucateca representa 

La inversión en Mérida apuesta al turismo y muchas viejas haciendas de henequén han sido transformadas en hoteles de lujo con sofisticadas comodidades, que son de gran atractivo para los turistas que buscan conocer las ruinas arqueológicas cercanas y encontrarse con el pasado henequenero de la región. 

Muchas de estas haciendas aún conservan su plantación y maquinaria de producción. Al hospedarse en este tipo de alojamiento se realizan visitas guiadas que explican todo el proceso de cultivo y producción. 

Además algunas de ellas cuentan con cenotes y atraen la atención de muchos turistas. Por eso, emprende en Mérida y en desarrollos de este tipo.

Haciendas de henequén en Yucatán para conocer

Hacienda Xcanatún. A menos de 10 minutos de Mérida, esta hacienda se construyó en el siglo XVIII. De pasado agrícola y ganadero, como muchas de las región, en el siglo XIX comenzó con el cultivo y procesamiento de henequén. Actualmente se puede visitar y funciona un hotel de lujo, que es otra forma en la que se desarrolla el negocio del henequén en Yucatán.

Tanil. A no más de 15 kilómetros de Mérida y a orillas de Umán, se fundó Tanil a fines del siglo XVI. Fue una importante hacienda henequenera. Puedes visitarla para conocer cómo se desarrolló la industria henequenera.

Artesanías, accesorios y objetos de diseño 

Finalmente, otro negocio en Mérida y alrededores, relacionado con el henequén es el del diseño textil. Más de 5 mil diseñadores y artesanos del estado diseñan y elaboran distintos tipos de productos con esta bondadosa fibra. 

Desde zapatos a carteras, bolsas, objetos de decoración y hasta joyas y artesanías, la fibra del henequén es empleada por más de 5 mil personas agrupadas en 40 cooperativas y talleres.

Todos los productos son naturales y para su fabricación se recuperan las técnicas ancestrales que se empleaban para hilar la fibra del henequén.

Este grupo de emprendedores tiene ya más de mil productos en el mercado y su capacidad para elaborar piezas supera las 300 unidades por semana. 

¿ Te interesa invertir en el negocio del henequén en Yucatán? ¡Emprende en Mérida! 

Te recomendamos: Paseo de Montejo, una avenida para caminar sobre el corazón de Yucatán