Si vas vivir en Mérida, Yucatán, seguro tendrás un jardín. Casi todas las casas en la ciudad lo tienen. Pero ¿sabes cómo se cuida un jardín en climas cálidos?
Vivir en Mérida es acostumbrarte a temperaturas muy calurosas y las plantas también se ven afectadas. En climas superiores a los 40ºC existen distintas especies que presentan estrés en su sistema. Sin embargo, con unos simples pasos tu jardín sobrevivirá al calor.


Cuidados para el jardín en Mérida


Notarás al mudarte a Mérida, Yucatán, que una de sus características es su clima tropical. Con las altas temperaturas es importante que tu jardín se mantenga saludable. Tendrás que ponerle atención extra a ciertas plantas y cuidarlas del sol.


Las plantas, por ejemplo, transpiran un 85 por ciento más que los humanos. Por lo que debemos cuidarlas, tal como lo hacemos nosotros mismos. Pues, las temperaturas elevadas reducen la capacidad del suelo para absorber fertilizantes. Por lo tanto, es muy importante saber qué tipos de alimentos usar.


También se pueden plantar variedades de la zona. De esa manera, las plantas resisten mejor el clima. Algunas son el henequén, que es un tipo de agave que favoreció la economía de la región, gracias a sus resistentes fibras. La palma chit, es una planta ornamental que alcanza grande alturas. Ideal para exteriores.

¿Cuáles son los signos más comunes de estrés en las plantas?


Las plantas tropicales se marchitan.
El follaje puede verse pálido.
Las flores y hojas se caen o se vuelven amarillas.

Aprende a cuidar tu jardín para vivir en Mérida


1. Usar súper alimentos.
Los fertilizantes orgánicos con extracto de algas son una alternativa para calor y las sequías. Las sustancias que componen las algas marinas, permiten a las plantas lidiar mejor con el estrés por sequía.


2. Reducir la dieta. Las temperaturas elevadas reducen la capacidad del suelo para absorber sus nutrientes. Demasiado fertilizante puede tener el efecto contrario y quemar las plantas. En su lugar busca productos líquidos que hayan mejorado la absorción a altas temperaturas.


3. Utilizar más mantillo.
Agregar mantillo proporciona una barrera que enfría el sueldo y retiene la humedad. Los recortes de cabeza de troncos son compostados en climas cálidos. Puedes colocarlos en los bordes y agregar una dosis extra.


4. Emplear un sistema de riego eficiente. Si tienes un jardín grande, invertir en un sistema de riego te garantizará que el agua llegará a todos lados. Lo ideal es que el sistema incluya un temporizador. El tiempo es importante. Se recomienda regar temprano en la mañana y tarde en la noche. Esos son los mejores momentos del día para permitir que el agua penetre en el suelo antes de que salga el sol. Buscamos evitar el calor y la transpiración.


Invierte en un sistema de riego automático. Así las plantas se mantendrán regadas cuando no estés en casa. También podrás reutilizar el agua de lluvia o de algunas tareas domésticas. A fin de crear un jardín sustentable.


5. Proteger las plantas sensibles del sol.
Las plantas también se queman. Aquellas orientadas al sol, recibirán una dosis de vitamina D. Sin embargo, será mejor moverlas dentro de tu casa para evitar el golpe directo de los rayos.

Vivir en Mérida puede ser un paraíso hecho realidad. El único inconveniente es tener especial atención en detalles de la vida cotidiana que en otros lugares, de climas más frescos, no necesitarías tener. Si estás planeando mudarte a Mérida, investiga todo lo que puedas para que nada te tome por sorpresa.

¿Eres de sangre fría y no logras agarrarle gusto al calor? Necesitas estos consejos para adaptarte al calor.