Vivir en Mérida te brinda la oportunidad de adentrarte en sus famosas y llenas de albur palabras yucatecas y frases que cuando entiendas, te enamorarán.

Y es que la herencia yucateca no solo está formada por las ruinas construidas por los antepasados mayas, sino también por la riqueza de su lenguaje.

palabras yucatecas
¡Me caigo al mar! frases yucatecas.

Yucatán es un estado de riqueza insuperable. Su paisajes, la cultura maya reflejada en su gastronomía y estilo de vida, no son las únicas bellezas que ofrece.

Conocido por su acento “aporreado” y bien marcado, los yucatecos nos comunicamos con una armónica mezcla del lenguaje heredado por la cultura maya y el mestizaje.

Lee: Yucatán es una fiesta. Costumbres y Tradiciones

Si eres turista o comienzas tu vida en Yucatán, será común que escuches palabras yucatecas, frases en maya o incluso bombas cantaditas para las damas.

El lenguaje en Yucatán se distingue del vocabulario de otros lugares con mucha facilidad.

Te recomendamos: Ventajas y desventajas de vivir en Mérida.

Después de visitarnos, podrás reconocer el acento yucateco entre miles de acentos, ¿y por qué no? hasta adoptarás algunas palabras yucatecas o frases en maya.

Te recomendamos aprenderte aunque sea una bomba yucateca para sorprender a más de uno con su humor ácido y coqueto, lleno de albur.

Palabras yucatecas más populares

Las palabras yucatecas se utilizan a diestra y siniestra por los oriundos sin saber que son frases o expresiones que ¡no todos entienden!

Para los que vivimos en la península de Yucatán y salimos a otros estados, es frecuente notar que existen nomenclaturas de objetos que no funcionan igual en otro sitio.

Tajador

Escucharás esta palabra en la boca de los niños de Yucatán y se refiere al sacapuntas. ¿Por qué tajador? Del verbo tajar que significa: cortar, dividir o seccionar; al yucateco se nos hizo fácil utilizarlo para nombrar al instrumento que corta o le saca punta a los lápices. ¡Mare!

Bulto

Otra de las palabras yucatecas que suena por las escuelas y los mercados. El bulto es la mochila o bolsa donde se cargan las cosas. ¿Por qué bulto? No sabemos, por la teoría con más sentido es: pues porque las cosas hacen “bulto”.

Majar

¡No te vayas a majar el dedo! Le grita la mamá a su hijo travieso. Majar en el vocabulario yucateco significa apachurrar, machucar, aplastar.

Anolar

Anolar es un verbo de origen maya que fue incluido en el Diccionario de la Real Academia Española hace más de cuarenta años. Su origen se remonta al maya nohla que quiere decir “chupar” y se utiliza en expresiones yucatecas como: estaba anolando mi huaya.

Y precisamente, el verbo maya nohla, deviene de las frutas típicas de Yucatán como la “huaya” y otras que se meten en la boca y se comen poco a poco sin tragar el hueso. Eso es anolar.

Si no te queda muy claro, una pastilla de menta, desde el vocabulario maya yucateco, también se anola. Conoce más del significado de anolar.

palabras yucatecas
Maaaaa unas ricas tortillas hechas a mano.

Frases yucatecas o expresiones

Ya comentamos un poco de las palabras yucatecas más comunes, ahora toca el turno de las frases yucatecas que son el resultado de la combinación perfecta entre el maya y el español.

Algunas frases yucatecas pueden entenderse sin necesidad de buscar su significado, ya que todas ellas en la cultura yucateca tienen sus propios tonos y acentos al decirse.

Las frases yucatecas o expresiones más amables y sonadas son la siguientes:

¡Uaaay!

En la lengua maya, la palabra ‘Wáay’ está asociada con un lado oscuro de la tradición yucateca. 

Significa “brujo, espanto, o fantasma”, por lo que no debe causar sorpresa que esta expresión sea utilizada en momentos donde reina un sentimiento de sorpresa, susto, espanto, admiración y sarcasmo.

El uay, es muy común para denotar que estás muy sorprendido: ¡Uay! Hoy sí que hace mucho calor; ¡Uay! hay mucha gente en el centro.

Hacer Ch’uuk

De acuerdo con el diccionario de la lengua maya, la palabra ch’uuk significa: aflojar algo tenso.

Así, lo más usual es que escuches esta frase al momento de desayunar o tomar la merienda, cuando los yucatecos digan la expresión: “Voy a hacerle ch’uuk a mi pan en el café”.

Te interesa leer: Artesanías mayas. 10 pueblos en Yucatán que nacieron para crear.

Estar Nojoch

Cuando una persona pronuncia la palabra Nojoch, se está refiriendo a que una cosa es muy grande o amplia.

Ya sea que se refiera a una comida, a una persona o a un lugar. Por ejemplo, que una persona acude a comprar un tamal, puede decirle al vendedor: “me da el tamal más nojoch que tenga” o “ese niño está bien nojoch”.

Hacer Lóoch

Una de nuestras frases yucatecas favoritas para usar en los días de frío, cuando se pone el periódico bajo la hamaca por aquello de la “heladez” y lo mejor es hacerle loch a nuestra pareja.

En términos generales, la expresión ‘Lóoch’ se refiere a “abrazar por el cuello”, pero en la práctica, será común escuchar a los yucatecos utilizar esta frase para hacer referencia al acto de abrazar a una persona. 

Así, le puedes “hacer lóoch a tu novio a tu mamá ¡o a quien tú quieras!

El tuch de la semana

Tuuch significa ombligo; en este lado del país es posible que sea raro escuchar la palabra ombligo de manera cotidiana. Entonces, el ‘ombligo’ de la semana, en Mérida y todo Yucatán adquiere un nuevo significado: aquí, es el ‘tuuch de la semana’.

¡Ay, chuuuch!

palabras yucatecas

Esta expresión lo mismo puede utilizarse para demostrar ternura que para realizar un comentario sarcástico. Por ejemplo, cuando ves una tierna escena en la calle o en alguna película puedes decir: “Ay, chuch, mira qué tierno”. 

¡Mare!

Es una de las tantas expresiones yucatecas que pueden servir para muchísimas situaciones.

La palabra “mare” es utilizada para demostrar principalmente sorpresa o entusiasmo, pero básicamente la puedes usar para todas las emociones que puedas sentir.

Por ejemplo, puedes decir: ¡Mare, qué cansado estoy!, ¡Mare, si que está caro está el kilo de limón!

Pásame el negociante

En Mérida casi cualquier cosa puede tomar el término de “negociante”. No creas que se refiere a una persona que realiza negocios.

Se trata de una palabra que puede ser utilizada cuando olvidaste el nombre de aquello que querías nombrar en un principio.

Una de las frases más utilizadas por las mamás y abuelas yucatecas es “Pásame ese negociante”, es decir, pásame o dame el control remoto, mi cartera, mis zapatos, etc. ¡Las opciones son infinitas!

Lee: Los mejores y más hermosos cenotes cerca de Mérida.

Ma

Esta es otra expresión o palabra yucateca que puede servir para denotar sorpresa o algo muy agradable; también la utilizamos mucho para el sarcasmo: “Maaa, está bien bonito tu nuevo coche”.

 Solo que ten cuidado, debe ser un ma acompañado de un tono yucateco muy particular. No cualquier ma, es nuestro ma. Debe salir espontáneo y natural desde el fondo del tuch: “Maaa qué rica torta”.

Esta palabra yucateca no puede definirse, pero se siente cuando un domingo la comadre te invita a comer chicharra, acompañada de una cerveza bien fría y lo único que puedes decir es: ¡Maaaaa!

Lo busco, lo busco y no lo busco

En Mérida suelen referirse a esta frase para externar preocupación cuando se intenta buscar una cosa y no se encuentra.

La verdad es que “lo busco, lo busco y no lo busco” es una frase yucateca muy mal empleada en el lenguaje formal. Ya que como sabemos, buscar no es lo mismo que encontrar”.

Así como estas frases yucatecas, hay muchas más palabras que utilizamos para referirse a situaciones. Seguro muy pronto tú mismo te encontrarás diciendo: ¡Mare, me caigo al mar! ¡Ya hablo como yucateco!

Por cierto: En Yucatán a las abuelitas se les llama de cariño “chichís” a raíz del vocabulario maya y son las que más conocen el lenguaje coloquial. Así que acércate a una chichí para que te instruya en las palabras yucatecas.

Te puede interesar: El qué cómo y dónde de la cochinita pibil | Receta y 10 lugares dónde comerla.